hector cesar

Fue por causa de un capricho

                  

 

Lamento no haber podido

perdonarte  mucho antes,

Las disculpas con el tiempo

llegan demasiado tarde,

Hoy comprendo de que aquello

que nos ISO tanto daño ,

Fue un capricho , solo eso,

y es lo que los dos pagamos.

 

Y aunque los dos  lo sabemos

que  ese fue un precio muy alto ,

por nuestro  orgullo de joven

con el tiempo lamentamos,

Los caprichos muchas beses

son quienes nos causan daños

y a admitir  a  esos errores

los dos  comprendimos  tarde.

16-05-2016-H-C-L

 

Comentarios1

  • Hugo Emilio Ocanto

    Muchas veces los caprichos hay que dejarlos de lado.
    Me agrada tus letras.
    Gracias por compartir, H├ęctor.
    Mi saludo.
    Hugo Emilio.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.