RODRIGUEZ NUEZ

Déjenme hablarles de su pelo

Dejenme hablarles de su pelo,

toque final a su belleza,

de ese espiral oscuro donde me pierdo,

cúspide de su encanto,

travesía nocturna

por donde sueñan mis dedos,

cuando ella se suelta el cabello

y se lo deja libre al viento,

ella es todo un vuelo

de mil aves,

una suave

ondulación en movimiento,

resbala por sus hombros 

como una retorcida cascada,

cual si fueran un millon de historias

que se entrelazan,

o como una maraña abigarrada

que flota como el color de la noche

sobre su espalda,

es un escándalo silencioso,

un desorden que atrae,

un rayo que se clava en los ojos.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.