Victor Peña

Madre

(A maria Luisa) 

Dos manos,

Diez dedos

Las caricias de mi madre destruyendo

                                                        mis miedos

Con sus besos 

Engendro universos en mi frente,

Nueve meses,

Tallando tu barro en mi barro,

Y tu verbo se hizo carne.

Insomnio tras insomnio curaste mi llanto,

Emanaste mieles de tus senos para mi deleite.

En tus brazos cargaste mi universo

Y tus lagrimas son vida en gota.

Eres clara, suave;

Dura contra el tiempo.

Siglos se han tejido en tu vientre.

Tu cuerpo partido por mis inquietas noches

Me envuelve de nuevo.

Madre del universo cuna de todo,

Hoy te canto con el amor de los dias,

Madre eterna tus manos se han rajado.

Me has dado el infinito,

Envolviste el tiempo en una caja para mi.

Ahora eres creadora de siglos,

De blancos sueños,

De noches estrelladas.

Bendito sea tu vientre, mi cueva.

Madre mia,

           Eterna luz de mis ojos.

 

 

 

 

Victor  Peña 

 

         Derechos  Reservados.

 

Comentarios1

  • Carlos Del Campo

    Victor, has hecho deshielar mi nostalgia hasta correr por mis mejillas, con tan sublime poema...resibe un cordial saludo de bienvenida.

    Carlos.

    • Victor Peña

      Muchas gracias.
      Aprecio mucho tu comentario.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.