Araceli Vellber

poema w

Llevo un día sin besarte

y mantengo todavía el sabor de tus labios

y el olor de tu piel,

tengo que darme una tregua

yo que siempre quiero la carne poco hecha

y los besos crudos

el cuerpo desnudo

el viento frio

y el sabor de la sal del mar

y si tienes que salir, deja la puerta abierta

y el corazón callado,

la rutina se vuelve animal

y esa fiera no te podrá besar.

Llevo un día sin besarte

y sin ver las estrellas

solo las olas me acompañan en este viaje

desnudo

soñando

que algún día si pude besar.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.