jaimen apolinar

EN UNA TARDE

Vestido del tiempo que diluye

Ausculta la nostalgia del viento,

Navegante del sueño inequívoco

Anclado en el crepúsculo muerto

Que insacia el minuto perdido.

 El deseo anticipa el instante

Verdugo del beso y las manos.

Juez del pasado que se adhiere

Inclinando el rostro al recuerdo.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.