Mujer Nagual

No hay tiempo para nada



La soledad llama y apura la cascada de espuma resonante, baba líquida  piel lustrosa de un sin cara que te mece hasta que te dormis inquieto por despertar.

Y al despertar no sabes que hacer , si disfrutas ganas.

El depredador tiñe los dias de sol, cualquier dia, te sobrevuela el arcoiris que tenes hecho de recuerdos falsos y sin vergüenza.

Hay quienes cruzan a la otra orilla,

esos a los que los ojos les brillan por pura dulzura pero se tragaron el veneno mas cruel que los hizo medicina al toque.

Tomate el brebaje mágico que la vida te preparó.

Volate con esas alas que tus miedos no quieren ver volar.

Sin embargo el viejo no sabe nada.

Las cosas pasan dice.

 

Mientras todo converge en un caño que transporta donde sea el elixir de la vida mortal.

Parece poco pero abunda en el mar de las lagrimas de aquellos que quieren pisar tierra

Para navegar otro cielo por nuevas vidas oportunidades...

No hablemos de tu importancia,

hablame del Sol, de las Estrellas y ahi te creo.

Ahi te escucho que sos humano ,

bailamos no hay tiempo para nada

sumergite en mi todo.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.