ricardocabrera

Memoria de Sal

Mis labios de sal se quiebran con el viento,

conservan  aún en su memoria la  humedad

de tus besos, besos perdidos, besos consumidos

por bocas sedientas y ávidas,

besos que se volvieron mezquinos

hasta que ya no quedo ninguno.

 

Labios que se desvanecen  en un desierto hostil,

que sufren la ausencia de los besos perdidos,

labios alejados de la caricia del beso

que pareciera nunca  haber existido.

 

En mi boca se fueron perdiendo  las palabras,

aquellas palabras que convertidas en conjuro

se deslizaban cálidas como un suspiro

hasta que tu corazón se unía al mío,

haciendo que tu boca y mi boca

asistieran al nacimiento de un beso.

 

Ahora mis labios mustios solo conservan la memoria

de los besos perdidos

y se maldicen esperando volver a sentir un día

el sabor salado de tus labios sobre los míos

y la humedad  de los besos que perdimos.

Comentarios1

  • ANAHIVILLALVA

    muy hermoso...

    • ricardocabrera

      Gracias por tu comentario, basta que una sola persona tenga la sensibilidad para entender lo que queremos expresar...



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.