Taciturna

El corazón mío

Hoy descubrieron

la tristeza,

que tanto intente ocultar, 

no la descubrieron

por el tono de mi voz,

por mis cejas mal arqueadas

o por el brillo de mis ojos.

 

Hoy la descubrieron...

y yo que pensaba

que mis emociones

jamás me volverían a sorprender,

 la descubrieron,

por culpa de mi piel

al escuchar una canción,

que un día 

tu dijiste que era tan mía

como tus labios en mi piel.

Se puso tan arrozuda

y tan fría   

que no pudo ocultar 

aquellas palabras,

aquellos besos

y tantas caricias...

 

Hoy, los bellos de mi brazo izquierdo

contaron todos nuestros momentos

y el frió del brazo derecho

dejo escapar un pedazo 

del alma mía

para que así, 

pudiera yo abandonar 

un poco esa temperatura,

que me iba rompiendo

despiadadamente.

 

Hoy, mi piel

tan arrozuda y tan fría,

pudo por fin

describir el estado 

en el que dejaron 

el corazón mío.

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.