Daira Hernández

Paciencia

Cuando  entiendo que no comprendes;
lo que escribo y no te digo,
o lo que es fácil,  no te entiendo.
Me tengo paciencia, quizás
 no la suficiente, para darte un poco.
Es difícil remontar las colinas
en tus incomprensibles dudas
Para ser más tranquila, para no correr,
tampoco, quedarme quieta.
Por eso te tengo  paciencia.
Pues si entiendo que no comprendes.
Me dan ganas de romper te mis huesos.
Mejor, doy  un respiro y exhalo
un tantito más de calma y me alivio el alma.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.