Renata Jaramillo

Tiempo Atrás

 

 

Ella lo miraba diariamente a los ojos, pero jamás lo vio realmente, se lamentó de ello cuando ya su mirada no estaba, cuando miraba el universo, ese que está en el cielo pero extrañava el universo que sus ojos han de contener, ambos igual de hermosos, pero con sensaciones un tanto por no decir totalmente distintas, uno causaba nostalgia, el otro ternura, Pero esa ternura había muerto y vagaba en las miradas fortuitas que ambos se daban, la nostalgia por su parte se escondía detrás de sus recuerdos y promesas que quedaron inconclusas 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.