ANAHIVILLALVA

ESTO NO ES UN POEMA

CARICIAS EN MI CUERPO Y MI ALMA, TAN DULCES QUE DOLIAN.

EL CUERPO QUE HABITO ERA ENTONCES INCANDESCENTE

COMO LO FUE EL MUNDO AL NACER. 

SIN EMBARGO ESTABA MURIENDO.

CENIZAS, ESPARCIDAS COMO AZUCAR EN CADA RINCON

DOLIA TANTO AMARLE.

EL ME HERIA HACIENDOME FELIZ.

DESEABA HABLAR

PERO SOLO LO AMABA CELEBRANDO EL FUNERAL

DE LA ESPERANZA.

DANDO EL PASO EFíMERO

DESDE LA CULPA HACIA LA TENTACIóN.

COMO UN LOBO

LAMI SU SONRISA

Y EL LAMIO MIS LáGRIMAS

LOS RIOS DE SANGRE LATIENDO EN SUS MANOS

CON ESAS RAíCES QUE SOLO SE TALLAN CON LOS AÑOS

ESE BRILLO. DOS PEQUEÑOS DESTELLOS EN LA OSCURIDAD.

TODO ESTABA HúMEDO. MIS OJOS TAMBIEN LO ESTABAN.

LLORABA Y REIA EN UN SILENCIO ESPECTRAL

QUE DEJABA TRASLUCIR SOLO SUSPIROS INCONCLUSOS,

TRAGADOS EN PARTE, TRAGADOS COMO TRAGABA GOTA A GOTA

MI DOLOR Y MI AMOR

Comentarios3

  • liborio cantillo

    letras escritas con el corazón y la nostalgia que dejan tu tristeza en ellas mismas,
    saludos amigables

  • amon

    Hermosamente doloroso

  • Juan Gonzalez Gonzalez

    Bonito poema estrujante . Saludos



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.