Leonor Cuevas Martín

Constancia y humildad

Constancia, seguridad,

pero sin miedo a dudar.

Mejorar, aprender,

pero sin miedo a crecer.

Humildad, sabiduría,

pero sabiendo ser ignorante.

Porque no hay peor cosa en la vida

que creerse más que nadie.

El más sabio de este mundo

es quien reconoce sus fallos,

sus errores y fracasos,

pero siempre tenaz y constante

para seguir mejorando.

No hay mayor valor en la vida

que el actuar honrado

y no hay nada más indigno

que considerarse sabio.

Comentarios2

  • El Hombre de la Rosa

    Muy hermoso su preciado poema amiga Leonor Cuevas...
    Un placer pasar por su portal...
    Un saludo de amistad...
    El Hombre de la Rosa

  • Hermes Antonio Varillas Labrador

    Muy hermosas letras poetisa Leonor Cuevas que son lección de vida... Qué pena que al hacernos adultos y perder la candidez, nos despojamos de la tan necesaria humildad, por falsos paradigmas y vanos prejuicios.
    Humildad se necesita para amar, amar al prójimo como lo enseñó Jesús, sin discriminación y sin distingos.
    Humildad para saber equilibrar en su justa medida la espiritualidad con el materialismo, sin abusos o excesos, sin radicalismos ni terribles fanatismos.
    Humildad también para aprender y enseñar, bebiendo racionalmente de la sabiduría que es un inmenso océano frente a nuestro modesto pero tributario río.
    Y humildad se necesitará hasta para morir, no puede descansar en paz quien con prepotencia, con soberbia y vanidad ha vivido.

    • Leonor Cuevas Martín

      Gracias por pasar por mi poema y por hacer esa aportación tan valiosa de lo que en él se expresa. Ojalá su contenido fuera acogido por muchas personas. Seguro que tendríamos un mundo mejor.
      Un saludo.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.