Marah

Surcando cielos bien abrazadores

Nunca nadie alcanzó del Sol su plata

sus visos, sus espejos, tempestades…

Tan sólo tu Pegaso dio la mata

que crece hasta tocar los bellos jades.

 

Sin freno ni espolón tu cabalgata

sondea sin temor profundidades,

se pierde la paloma, la azafata…

y soy la mariquita entre mitades.

 

¡Y no siendo mi efigie de las flores

que al enjambre le ofrecen todo el ramo

no lloro, no contiendo, no reclamo…!

 

¡Me conformo si soy en tus colores:

blanco roto...o el índigo que lamo

surcando cielos…bien abrazadores…!

 

 

Blanco roto: un tipo de blanco

Comentarios2

  • Juan Pedro Castellano

    Ese blanco roto bien podrĂ­a ser el fondo en la escritura de este maravilloso soneto que inspiraste. Precioso, enhorabuena!

    • Marah

      Gracias por todo amigo poeta. Que Dios te bendiga

    • alma_28

      Precioso soneto
      Un placer leerte
      Un abrazo amiga

      • Marah

        Gracias por todo amigo poeta. Que Dios te bendiga



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.