Veruska Sanahuja

Andemos como de día...

Aun en la ciega estancia donde las sombras sirven demás

Andemos como de día!

Pues la noche avanza sin importar el dia

Seré llama en cajón polvoriento

El crujir del león que arropa los vientos

 

ANDEMOS COMO DE DIA...

Siendo claros entre ramas entretejidas y confundidas

Caminando como reflejo de luz

dejando el calor del fuego a los ojos blancos

para que sus manos sigan por ellos

 

ANDEMOS COMO DE DÍA...

Que las palabras sean sencillas

cristalina como el agua viva

llenas de la sal que se necesita

 

ANDEMOS COMO DE DÍA! Aunque la noche avance, se acerca el día!

Que las tinieblas no estremezcan tus sentidos

no te dejes nublar por el miedo que te hace escapar

no te engañes por las sombras en la penumbra que te hacen

dudar del Padre que te arrulla

 

Andemos como de día... ya en la noche no se puede estar dormida

con los brazos arriba, los oídos a tienta, aun leyendo la poesía

El dia como centinela y una espada que no termina

se atraviesa en el portal de una mente desprotegida

No se puede estar dormida, aunque de noche

El espíritu despierta como el día!

Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.