Marah

Después de un regaliz

Me diste un regaliz para valuarme

y decir que morías ya conmigo;

hoy tus ojos son flechas al mirarme

y se ripian las lanas de mi abrigo.

 

Como el Morís regresas frío  a darme

el canto que me saja hasta el ombligo,

no dudo que tu verso pueda hollarme,

callar a tu pregón no lo consigo.

 

 No quieres comprender mis entrepaños

de virgen, de angelina inmaculada…

¡Cuánto cae mi fuerza en los peldaños

 

que supe levantar a ti pegada!

¡Son muchos los desmanes, los engaños

haciendo cada vez más cruel tu arcada!

 

 

 

Morís, especie de pájaro cantor llamado también alcaraván

 

Comentarios2

  • Armando Luna Pineda

    Excelente soneto con un tema muy dificil, un amor que no es lo se espera, felicidades y abrazos.

    • Marah

      Gracias amigo por leerme y por tu amable comentario, un abrazo

    • ESCOLASTICA SALAZAR GOMEZ

      me gusto mucho

      • Marah

        Gracias amigo por leerme y por tu amable comentario, un abrazo

        • ESCOLASTICA SALAZAR GOMEZ

          un abrazos con todo mi cariño para ti



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.