Cirratus

Uno más...

 

No soy uno más,

como los otros;

ya que soy afortunado,

puesto que duermo a tu lado

las tristezas y las risas

de los sueños ya pasados.

 

Soy el báculo,

y soy la estera

donde se apoyan tus dudas,

donde descargas tus flemas

y el tiempo se hace remanso.

 

Aun así no soy tu anhelo

cuando la brisa se eriza,

y convierte el ascua en fuego

que hace volar tu sonrisa

a otros cielos pasajeros.

 

Y si de volar se trata,

volando caminaremos,

pues por mucho que soñemos

que la vida se desata,

hay un nudo, ya de plata,

que nos sujeta el deseo...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.