angelillo201

La caída de las campanas por los desdichados.



 

I.

Hay campanas que suenan igual para todos,
pero sus golpes ,

sus golpes hermanos,
que se yo.
Vibran de forma diferente para cada uno,
según formen parte de la comparsa a la que acompañen.
Ay la farsa.
Charanga socialista asociada a los altares,
de un pueblo que pasa hambre,
que finge su desgracia,
en las zanjas entre risas y maldiciones.
Y esos pobres que tocan las campanas,
Son timbres de las puertas de los salones de los plenos,
que los observan desde los sillones con indiferencia.
Ante Cristos perdidos de a saber que gueto,
con una suplica disparatada en sus labios.
“Queremos que los mercaderes de vayan de nuestra casa”
Pero no se irán
hasta que doblen las campanas por los desdichados.

II.
En Vall d ´uixó en los próximos días se va a proceder a desalojar de su casa propiedad de un banco a una pareja con su hijo. El siguiente poema está dedicado a ellos en un pueblo volcado en el 250 aniversario del campanario de la Asunción , desde el cual el tripartito de Izquierdas ha quemado la agenda social y ha volado los puentes con la sociedad. EN estos momentos quien quiera ver a la alcaldesa para hablar con ella, debe subir al campanario de rodillas, encender un cirio, y pedir cita después de haberse confesado. Por todo esto pido cita urgente para llevar la agenda social de vall
d ´uixó acompañado de varios casos de urgencia que me han elegido como su representante, y lo hago en el nombre del Padre.

Angelillo de Uixó.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.