RODRIGUEZ NUEZ

la hora del amor

he me aquí abatido por la ráfaga

inesquiva de tu mirada,

yo que siempre tuve el corazón

infranqueable,

que volaba de ave en ave sin enamorarse,

que acaricie a rosas salvajes, 

sin ser mordido por su perfume,

yo que salí ileso de los amores de invierno,

tengo los labios ahora febriles y sangrantes,

en la fatigada espera de tus besos,

no hay dureza en mis manos,

en ti se acaba mi fuerza,

como en un enfrentamiento

de resultado conocido con anticipación,

donde al agua termina por apagar

con suavidad al fuego,

tenía que pasarme,

no tuve más suerte,

es cierto eso que dicen,

que así como nos llega la hora de la muerte

también se nos llega la hora del amor.

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios1

  • PoetAbdon

    Toda una obra intelectual.

    Saludos y bendiciones. :)

    • RODRIGUEZ NUEZ

      gracias por su lectura, un abrazo



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.