Andrea Leon Hdez

20:17



Me cuestiono un sin fin de veces,

cómo vivir la vida desde el más esplendoroso de los lugares

encuentro que ahí,

dónde la melancolía y la dicha se juntan,

el hogar nace.

 

Sí me cuestiono un sin fin de cosas

será a estas horas de la noche,

cuando el alma se despoja del cuerpo,

cuando el cuerpo se despoja del corazón

y el corazón del magnate ego.

 

Me cuestiono un sin fin de situaciones,

entre la maduréz y los sueños perdidos.

que de la vida me he enamorado

en los sueños rotos

y en los sueños viajeros.

 

Que tan primorosa es la duda,

la duda de las 20:17 horas,

el momento exacto del alma al desnudarse,

que en un sin fin de cuestiones cuestionables,

no encontrado mejor hora para mostrar la transparencia.

 

En un sin fin de dudas y preguntas

me olvidé de fluir,

mantenerse pensante y confundido

no es el mejor de los hábitos;

encuentro que en el mejor de los casos,

vivir sin el pensamiento eterno 

pueda encontrar felicidad,

y más que ella,

la paz.

 

Y justo ahora,

en el sin fin de pensamientos melódicos

encuentro las mejores letras,

los mejores versos,

los más dichosos recuerdos

sedientos y polvorientos,

menos mal que existen las palabras

para cuando la transparencia no existe en el cuerpo,

para cuando la transparencia no existe en la voz,

para eso están las palabras,

sí bien,

en un sin fin de situaciones, hechos o heridas

has de olvidar tu transparencia,

que en tu puño y tu letra permanezcan. 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.