Julian Emanuel Rodriguez

las alas desplegadas . . . el viaje comienza

Despliego mis alas

para volar hacia el fondo de mi alma

para encontrarme con 

identidades multiples de mi 

que 

allanan el camino para el viaje 

que emprendere

la proxima mañana

cuando las cubiertas se cansen de rodar

cuando los espejos brillen su esencia

cuando tus petalos acaricien mi mejilla

cuando el arco iris se dibuje en tu mirada

dulce flor 

que vuelas hojas al viento que se deviene

para increparlo de deseo.

Ayer desplegue mis alas

hacia rincones occipitales

y desde alli vole por la inmensidad

cuyo aroma desprende el sonido

el sonido me conduce

por sus lugares màs ocultos

me muestra mundos  y paisajes

me hace vibrar el aire

con su electricidad cosmica

veo almas circundantes en elevacion

que viajan en poemas y argumetos

en transformaciones y musas

musas que desprenden sus musicas

musicas que crean todo

todo que necesita ser verbalizado

y por ello acaricia poemas

para que lo expresen

en sus dimensiones

que son tan multiples

como los seres que se nos presentan

los seres son

y por ello

encierran mundos subalternos

que buscan elevarse

con tu prosa

que los envuelve en vuelo

hacia su interioridad màs profunda

para curarla

con plegarias de resurrecion 

que alivian dolores ancestrales

para sanar alas

o construirlas

para que con ellas

puedan volar el mundo

conectandose con las vibras del cosmos

que 

se

desprende

hacia ti

adorable

ser

que manifiesta sus sentimientos

en el papel

del sedimento 

del árbol

árbol al que imitaré

para que poses tus sentimientos en mi

y con vuestras alas

sentirnos mientras

sentimos al mundo que se nos cae

para que lo reconstruyamos

a nuestra imagen y semejanza

mientras suplican 

duendes eternos

un cristal que transporte las algarabías

hacia la dimensión en que se hayan 

los mensajes recibidos

por el sonido de ayer

que quizas como bien marca la prosa

no fueron recibidos sino dados por el

que es sonido

que es musica

que es vibrato

cual ser de Luz que se llena de magia

mientras canta sus pesares

envueltos en la musa

que lo sana

mientras nos sana

en el medio del vuelo

que se transforma en amor

por el retoño

que acaba de salir

previo a las vísperas del otoño

decorando jardines

con niños

que esperan ser regados

por el ser

que nos envuelve

mientras este solsticio 

nos revela en vuelo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.