Leandro Rodríguez Linárez

Intitulado CCCLXII

Y sí no te conozco

Y por eso no sabes quién eres…

Por eso ríes sin haber reído

Sueñas sin haber soñado

O besas sin haber besado.

Y sí aún no te conozco te pregunto

¿Qué sabes de ti?

Qué sabes de ermitar en otros ojos,

De colgar desde otra mano,

De fe verdadera y atea.

¿Qué sabes de amaneceres milimétricos?

¿Qué sabes de anocheceres cómplices?

De madrugadas estancadas...

Y sí aún no te conozco pregúntate mujer

¿Qué sabes de ti?

 

 

LRL

2-5-2016

Comentarios1

  • LUIS.RO

    Muy bueno. Largo de comentar por varios perfiles a las abundantes aseveraciones.
    Mi perspectiva de conjunto: El protagonista jajaja (se trata de arte); lo encuentro un poco subido, sobrado; casi, como en la frase bíblica: "aquel que no vive en mi no vive". Reitero muy bueno. un abrazo

    • Leandro Rodríguez Linárez

      Jeje... creo comprenderte, a veces nos conocemos mejor a través de alguien, de alguna o algunas personas que nos dicen cómo somos, en el amor (no me ha pasado) puede ser igual. Aquí planteo la posibilidad idílica de decirle a una mujer que ¿Qué sabes de ti? pero creo la pregunta de fondo es ¿Que se de mí? ¿Qué sabemos de nosotros mismos?

      Fuerte abrazo, un place/honor leer tus comentarios.

      Saludos

      • LUIS.RO

        De acuerdo con lo que dices Leandro. La ficción, novela, poesía si no se mete uno en el personaje no es creíble. y si el tema es de cuanto sabemos tu y yo de ti y de mi. Teniendo en cuenta que es irresoluble el ¿quien soy yo?, imagina probabilidades aleatorias, factorial de cuatro, creo son 24 los problemas.
        jajaja mas allá de lo racional. Saludos



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.