escritor de habitacion

Voces, voces, gritos

Voces, voces, gritos.

Allá en la distancia gritan:

¡Dictadura!, ¡dictadura!, ¡dictadura!

 

Pero todos se hacen

de oídos sordos.

La Bestia se aproxima.

Viene con fuerza de tormenta.

Con furia como de mares violentos.

 

Voces, voces, gritos.

Silencio…

 

Las piernas tiemblan,

las manos se tornan hielo.

El miedo nos agarra por

el cuello sin pena.

 

Vuelven los gritos,

pero esta vez dicen:

¡La Bestia!, ¡La Bestia!

¡La bestia ha llegado saboreando

la sangre de este pueblo!

 

Los oídos ya no se hacen sordos.

Se tornan sordos.

Y los labios callan.

Y los cuerpos se

tornan fríos.

 

Entonces vuelve el silencio…

La Bestia nos ha consumido.

 

Comentarios2

  • poetalibre

    Muy buen poema compañero!!

    Un saludo.

  • nelida moni

    Bello poema
    Feliz semana
    Nélida



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.