YO CLAUDIO

Pasos Lentos

Madre, que caminas junto a tu cansancio

con los cansados años que te acompañan.

Siendo muchos los verano que traes acuestas

sin importar cuantos sean o cuantos te dañan.

 

Madre, que cada paso que das, ya son lentos

que quisiera darte los mìos para no sentir tu dolor.

Para no verte delicada, con lagrima en los ojos

tu carita arrugada, tu voz marchita,  pero siempre con amor.

 

Amor que entregas siempre, sin importar a quien

tu carita siempre alegre, una sonrisa a flor de piel.

 

Pero abesès te encuentro en algùn rincòn de tu cuarto

llorando a escondidas pidiendo a Dios.

que de paz para tu alma y calmar tu dolor.

 

Madre, mis brazos van a ti y te aprietan con fuerza

te acompaño en tu llanto, lloramos como niños,

uniendo nuestras lagrima y dolores que traemos  a cuestas.

 

Madre, quiero estar contigo sin importar los años que nos quedan

quiero abrasarte siempre, con fuerza, y perdonen aquellos que no la tengan,

pero donde ella este, siempre habrà una oraciòn en su tumba,

oh una sonrisa por traernos al mundo, y darnos su gran amor.

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.