Nicoexe

Sentimientos marítimos

Sentimientos marítimos

 

Madre

Nuestro barco se ha hundido

y mi ser pierde la cordura

porque siento los lentos pasos de la muerte

que se acerca a mi.

 

¿ Como puedo aguantarlo ?

 

Ya no se ven las luces a lo lejos,

dejando de lado las estrellas que mis manos mojadas

intentan alcanzar cruzando horizontes.

 

Madre

El sonido de un dulce canto dejo tras de sí;

Rostros de bellas mujeres danzando en un océano sangriento.

 

En la penumbra que parece haber devorando la luna,

los minutos avanzan como si de años se tratara.

Los monstruos ciegos chapotean a mis espaldas

y mis manos, en un pobre intento de

implantar silencio en mis labios

aventajaron un tenue y triste grito de auxilio.

 

Madre

Mi vida ha pasado frente a mi

tan de forma tan efímera que veintitrés primaveras

no parecieron mas que unos miseros segundos en un reloj eterno.

 

Madre

El temor quebranta mi orgullo

¿ Como no entierro este puñal en mi pecho

solo para arrebatarles el placer de verme sufrir ?.

Solo para ver nacer dentro de un fin un comienzo.

 

 

 

 

 

Las pequeñas lágrimas caen y se fusionan

con la enormidad del océano

sellando así este inminente destino.

 

Pero un corazón que late cada vez mas fuerte,

junto a un cuerpo forzado a respirar este frió aire,

se niegan a aceptar la derrota.

 

Recuerdos de mi niñes que fue hace unos instantes

se pierden en la profundidad del pacifico.

 

Un ultimo deseo es lanzado al cielo nocturno

!!!Dios!!!, que de la sangre derramada esta noche

surjan historias, mitos y leyendas que motiven

a los jóvenes aventureros, como lo que soy,

como lo que pronto dejare de ser.

 

Madre

Nuestro barco se ha hundido,

mi esperanza también.

 

Nicolás Miller

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.