Amigo de la luna

EL CAMINO DEL PLACER

 

Un par de bellas piernas

Enloquecen mi alma,

Me roban el aliento,

Me hacen perder la calma.

 

Esto sucede apenas

En cuanto yo las miro,

Pero cuando las toco

Por Dios pierdo el sentido.

 

Empiezo acariciarlas

Desde abajo hacia arriba

Y me suda hasta el alma

Al tocar la rodilla.

 

Continúo el camino

Del placer ascendiendo

Y a la mitad del muslo

Ya me estoy derritiendo.

 

Recorro lentamente

El final del camino

Y gozo inmensamente

Al tocar mi destino.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.