romulo gerardo

Nos recordamos lo que es amar

Esa tarde que se perdía en torrentes negros
Y rayos quebrados, donde no nos entretejimos Los cuerpos, donde tu carne no cedió a mi piel libida.

Esa tarde devorada por la noche
desde las afueras de tu morada, recordando viejas Inocencias
Sentires olvidados que tomaban nueva vigencia 
Con tu sonrisa infantil, oh tan hermosa e infantil
Que resonaba al columpiarte en esos juegos eternos

El respiro de una tormenta sacudía nuestro parque
Nuestro y de todas las estrellas temblorosas
Un beso de ti, yo sobre el cesped, tu sobre mi y sobre nosotros
La noche rasgada por relámpagos y niebla.

Un perro cariñoso y blanco, algo sucio de calle y polvo
Acudió a nosotros porque quería nuestro amor desenterrado de entre vicios y lujuria, tan prematuro y fuerte, entonces de noche
Nos recordamos lo que es amar y ser amado.

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.