JoseAn100

La amante desdichada.

Ella se empeñaba,

ella era tozuda,

en conquistarle, en quererle,

el empatizaba con ella.

 

Admiraba su empeño,

su fuerza, su carisma,

pero el también era orgulloso,

y ella no consiguió que la amara.

 

Siempre fue con ella,

un caballero castellano,

la trato con honor y educación,

quizás fue eso,

lo que más la atrajó.

 

Pero ser educado, ser cortes,

ser galante, no significa amor,

ella luchaba y se fustigaba,

quería hacerle creer,

que ella era perfecta para él.

 

Más , el no servía, para hacer sufrir,

así que le vio con otra,

en parte para que le olvidará,

y su dolor en su interior,

en su orgullo sobre todo,

creció a la vez que su ira.

 

Sufrió muchisimo,

como la amante desdichada,

porque su camino estaba claro,

el sería su amigo, su confidente,

pero nunca sería su amada.

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.