VICTOR BUSTOS SOLA

ELLA...PIDIÓ POR MÍ.


Ella,
pidió por mí,
y yo,
no la merezco,

sé que en su pelo,
están enredados
mis dedos,
y mi perfume,

sé que su corazón,
palpita mis poemas,
no lo niega,
es toda sincera,

sé que en su piel,
están las huellas
de mis manos,
acariciándola,

y en su interior
está mi sangre,
fiel testigo,
de bellas noches,

cuando juntos,
bien amarrados,
gozábamos sin parar,
las delicias del amor,

ayer le dije adiós,
impensada fatalidad
azotó mi corazón,
y lo partió en dos,

hoy ante la cruz,
en el silencio
de la iglesia,
ella pidió por mí.

Víctor Bustos Solavagione

Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.