Carlos Alcaraz

Cenit de un pacto frágil


Otra vez.
Apareciste otra vez.


un silencio y una tregua
el vaiven del querer


Si eres la misma, (otra vez) la misma que


tiño de amargura las sabanas en otro lugar


a pesar de nosotros. A pesar.


del gusto, tiempo desnudo pero escondido


tiempo de hallarte entre mis


sueños y realidades, entre pasiones y humo


entre caricias suavemente divinas y agriamente furtivas


entre nosotros.
Nosotros y nuestra piel.


con tu cuello, con tus senos
mis manos y cientos de besos


y susurros inauditos que giran
y recorren con vigor cada poro de tu ser


Tu inocencia sincera y fingida


el juego que envenena y que bendigo


Y en el silencio (detras de nuestra tregua),
Él.

Comentarios4

  • Carlos Alcaraz

    Jóvenes, muchas gracias! Un placer escribir con ustedes. La verdad, me gustó bastante. Yo le haría algunas modificaciones en cuanto a estructura y recursos visuales... pero igual, la escencia, tan mezclada (tan diferente a lo que yo hubiera escrito solo), me encanta. Un experimento interesante. A ver cuando escribimos otro, no?

    • Layd

      hombre un gusto y un honor escribir al lado de vosotros

    • NiesraMC

      Jeje, igualmente. Un gusto haber participado, la verdad, me parece un buen poema; y si, a veces se interpolan ideas inciertas, pero es parte del gusto de esta clase de escritos, verdad?
      Saludos!

    • la negra rodriguez

      MUY BIEN LOGRADO Y MUY BIEN FUSIONADO

    • Insomnioptera

      Quedó muy bien... me parece...
      que se fundieron en ...él
      A tí Carlos, quiero agradecerte todo este tiempo que hemos convivido, de verdad ha sido muy grato conocerte. Quizás un día nos encontremos de nuevo, mientras tanto, cuidate.
      Volveré dentro de alguna tiempo... (una semana, dos ..cinco, no sé cuantas...) espero encontrarte aquí para entonces...
      Te mando mis abrazos.
      Una caricia en la espalda (si la quieres)

      Recordarte que adoro tus sarcasmos, tus palabras... tus aceleraciones, recordarte que ya hasta puedo decirte que te quiero mucho... gracias por tu sinceridad y por las veces que me hablaste sin tener en ralidad nada que decirme...
      Y por si te quedaba alguna duda...
      ...no es una mala broma.
      Au revoir.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.