errante

Ausencia-Dia 3

Amanece otro día y el perfume de tú cabello y tú piel,no abandonan mi almohada.

Mi prueba de amor,por ti,ya esta superada.

Convencido estoy,que te necesito.Ya no tengo que probarme nada.

El castigo de tú ausencia,le dice a mi alma,que mañana cuando vuelvas,sólo alegría,morará en tu estancia.

Mi ego doblegado sólo te dará calma y en este sacrificio,que me impone la circunstancia,aguardaré paciente.

No sin antes recordarte cada día que pasa,que te espero...te espero con ansias.

Lo sabes...

Sabes que te amo,aunque estés en la distancia!

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.