hefaloga

La Reina del Mundo.

I

 

Dueña del sol y de la luna

De los mares y  la tierra

Reina del valle y de la sierra

Soberana como ninguna;

Solo se mide la fortuna

De tu grandeza conocer,

Hermosa y dulce mujer,

Con un precio igual a la vida,

La cual sin duda daría

Por tu compañía tener.

 

II

 

Creadora de la vida y del amor

Madre del gozo y la felicidad

En tus brazos la soledad

Ya no lastima el corazón;

Solo tú nos das la razón

Para poner el corazón a latir

Y juntos luchar por un porvenir

O por el más noble objetivo

El cual nunca será excesivo

Si contigo se puede compartir.

 

 

****

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.