ONYX ENAMORADA

¿DONDE TE ENCUENTRO?  

 

 

Te acerco a mí, aferrándote a mi cuerpo

Quizá por miedo a la lejanía

Te encierro en mis brazos

Evitando la angustia de dejarte ir, obligando una despedida.

 

Acaricio tu cuerpo en un  movimiento apenas perceptible

Encierro este tiempo juntas con tan solo un beso

Me ahogo en tus labios, guardo tu silencio

Quiero que nos dure toda la vida este momento.

 

Besos, caricias y suspiros sin nombre

Pues en este momento está de más especificar el destino,

Sabes que te amo, que me muero por dentro

Que eres tan mía, como dueña de tu reflejo.

 

Plasmas en mi mente un solo pensamiento

Y por las noches te conviertes tan solo en un recuerdo

Te escapas de mis manos como si fueses humo,

Tan solo un espejismo perdido en el desierto.

 

Te anclas en mi mente tomando el control

Dándole un sentido y un destino a cada acción

De repente me descubro buscándote mientras duermo

Entonces me doy cuenta que fuiste solo un deseo.

 

Una ilusión plasmada en lágrimas y sonrisas

Materializada durante besos y caricias

Pero hoy que te deseo, que te necesito

Hoy que te sueño tanto, justo hoy no estás conmigo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.