Esteban Mario Couceyro

Esperanza

Mujer, con niño en brazos
a horcajadas de tu cintura
el confía en tu destino
tu mirar sereno
esconde emociones perdidas
en el mismo camino que andas
tus brazos, aún tiernos
soportan el incomprensible
latido del tiempo
tu niño es una antorcha
de nueva flama
tu hijo, quizás
ilumine el camino
algún día lo hará.

Comentarios1

  • Beatriz Blanca

    La juventud, aún tiene ilusiones y sueños, ojalá puedan hacerlos realidad.
    Saludos dominicales con el deseo de iniciar una nueva semana.

    • Esteban Mario Couceyro

      Espero que nuestros hijos elijan mejores caminos.
      Saludo desde un cielo esquivo, casi sin aire...
      Esteban



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.