Deactum

Desde que te vuelvo

No piensas dejar un minuto
más en mi almohada vacía
aquello que se lustra en bruto
y desespera cabal mi picardía
de amar

 


Mis sueños ya se cansan 
de corretearte en la arena
de saludarte en la brisa
quizá hasta de imaginarte
redonda
mágica
ideal

 

Cambias en tus defectos
y robas mis virtudes
Entras en una variación
profunda de magnitudes
nunca antes vistas
siempre después canción

 

En qué te me perdí 
en dónde te me volviste
Retomada
de energía
cargada
de una nube
algodonada

 

Te rompiste en mis sentidos
y tus olas ya no avanzaron
Cambiaste mi destino 
sin catar mis alaridos
de dolor
de placer
de coraje

 

Nada había vuelto con tal fuerza
y de repente 
desde que te vuelvo
en mi mente
haces que mi corazón ejerza
un huracán
muy elocuente
desde aquella noche junto al mar



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.