Ian Welden

HONDURAS DE LAS FLORES

Dulce compañía

Honduras de las flores

jugabas con muñecas

en tus cielos despejados

tu hogar pan caliente y pálido

soñabas con ángeles

volabas por tu playas

reías en la escuela

creías en el viejo pascuero

en un padre santo

amábas a tu prójimo

te contemplabas en aguas claras

cantabas con las aves

en los cálidos crepúsculos

corrías descalza

por tus colinas y valles

construías castillos

en las riberas de agua bendita

besabas las manos de tu madre

tomada de la mano de tu padre

tu mascota era un corderito

hasta que el cielo se te vino abajo

un día inesperado

seres huyendo

fusiles y garfios

el demonio observando desde las nubes

sombras borrachas

sacándote el vestido a culatazos

ese que un día no tan lejano

te regaló tu abuela

para tu cumpleaños número trece.

.

Arte visual: Ian Welden.

Comentarios5

  • KALITA_007


    Que bello poema, has plasmado hoy…. Es una delicia
    Besos y cariños!!!
    Kalita se despide.

    • Ian Welden

      Gracias Kalita,
      besos y abrazos para ti.
      I.

    • Insomnioptera

      Lastimoso... terrible, no era para menos.
      "hasta que el cielo se te vino abajo" y los versos camiaron de sentido, todo se oscrureció, todo se perturbó por ecos ...como ... endemoniados... y uno se imagina una especie de hadita acechada por esos tiburones.
      Ahora todo es anhelo de aquellos días antes de...
      UnBso

      • Ian Welden

        Tal vez esos días volverán.
        Abrazos,
        I.

      • FELINA

        BELLISIMO POEMA, QUE DIGO POEMAZO, CALIDO DULCE Y MELANCOLICO.
        MIS FELICITACIONES...RECIBE UN ABRAZO FELINO.

        • Ian Welden

          Gracias Felina, recibo tu abrazo felino y te envío otro pramaveral.
          Ian.

        • Alvaro Maestre

          Triste y real su final pero deja también un mensaje claro;

          la vida te da sorpresas;

          Un abrazo,

          Alvaro

          • Ian Welden

            Buena conclusión Alvaro.
            Muchos saludos primaverales.
            Ian.

          • Ian Welden

            Si, y todas esas Honduras de Las Flores que son finalmente violadas.
            Gracias Carlos Alberto.
            Un gran abrazo,
            Ian.



          Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.