danelbi franco cordero

Sumido en la ausencia de tu agonía

 

¡Oh amada mía, ha decidido marcharte e irte lejos!

Has asumido el coraje de dejarme solo,

Y te has llenado de valentía, para decirme adiós.

Te alejas y te vas, sin dar motivo.


No sabiendo; tú mi amada;

¡Qué cuando tú no estás junto a mí!

Siento una enorme nostalgia

Y el dolor se apodera de mi alma.


No sabiendo; tú mi amada;

¡Qué cuándo no siento tus ojos de cielos azules!

Siento que el rascacielos de mí corazón sea compungido

Y a comenzado a llover; lluvia de tristeza.


No sabiendo; tú mi amada;

¡Que Cuando me falta observar

 Tu rostro deslumbrante!

Siento que adentró de mí,

Se han oscurecido lo más espléndido

Y reluciente de mí ser.


No sabiendo; tú mi amada;

¡Que Cuando me falta tus encantos y cariño!

Siento que la angustia ha marchitado

Lo más colorido y alegre de mí sonrisa.


No sabiendo; tú mi amada;

¡Que cuando me faltas tú!

Siento que me quedo sin suspiro.


Si amada mía

Amarte será mi mayor delito,

Desearte será mi mayor pecado,

Extrañarte será mi mayor tormento,

Quererte será mi mayor angustia,

A pesar de que te vas y te aleja,

Dejando un triste adiós;

Un adiós que hirió mi alma,

A pesar de todo eso, te seguiré

Amando, queriendo, extrañándote y

Deseando que vuelvas. 

 

Comentarios1

  • Margarita Dimartino de Paoli

    CUANDO EL AMOR SE ALEJA DE ESA FORMA PARECE MAS UN AMOR PROHIBIDO QUE UN TRISTE ABANDONO.-

    UN CARIÑO EN LA DISTANCIA.-

    MARGARITA



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.