romulo gerardo

Signo de inconsciencia

Anoche hicimos el amor pero su rostro era diferente
Del que ya tan acostumbrado estaba.
Aunque los ojos en la oscuridad parecían los mismos
Yo sabia que eran extraños a mi. Que era vez primera que me miraban así.
Su boca se aprehendió a mi boca, solo una madrugada basto mientras se conocían todas
Esas peculiaridades.
como una baile en bella sincronia,
se anticipaban y se sucedían a los movimientos.
De cuando en cuando un sueño incesante me sometía pero sus besos
Me rescataban. Y volvia a ella al despertar.
Hasta que no fueron suficiente para abrirme los párpados cellados.
Debajo de mis brazos aguardaba su cabeza y su respiracion que daban
Signo de inconciencia, hasta que me encontré como antes yo a ella.

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.