huertero

Ultimo soplo íntimo.

Fondeado en los bancos de

este parque de hojas

de papel aplazado.

Avanzan a mí una

empalizada de balsámicas mentas,

reteniendo la asonada de hormigas

en el sendero del cebollín.

Tenue aunque constante

esta brizna yerra por el sembradío

opacando un último soplo íntimo.

Al volver… de saber mirar la vida.

Al volver… de los colores del saber.

La lluvia de hoy es

una colación de los torbellinos

del devenir.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.