Andrea Leon Hdez

Adormecida

La cara adormecida

pienso que estar anestesiada

no es precisamente malo.

 

Hoy he olvidado casi todo,

las labores y pendientes de mañana

pero no he olvidado dormir

más de lo necesario;

comienzo a dejar de sentir mi cara

está adormecida,

lo estoy,

lo estuve toda la semana.

 

Aprendí a disfrutar la vida,

tal cual me dijiste que hiciera,

se me ha pasado un poquito la mano,

he puesto cosas en mi lengua para alucinar otras realidades

y cosas entre mis labios para anestesiar las heridas.

 

Sirve,

ha servido para ser franca

pero no puedo evitar sentirme adormecida;

comienzo a pensar que es la mejor manera de vivir,

no me ha causado conflictos,

sólo cuando no ocupo la anestesia que me hace vibrar,

ahí es cuando comienzo a pensar cosas

se ha vuelto un problema,

pensar.

 

Pudiera hacer esto más fácil,

he perdido el rumbo

o quizá lo he encontrado,

más me queda claro

que las aspiraciones y esperanzas

han esfumado;

el objetivo es vivir,

aun que lleves todo al carajo

aun que lleves todo a la gloria,

vivir sin pensar,

así como se me va la vida esperando milagros,

se me va pensando.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.