le mont blanc

INFIEL

 

 

Su rostro pareció  arrugarse  entre sus manos,

una tremenda y aguda congoja

le mostró  a sus aterrados ojos,

un negro y profundo abismo a sus pies,

como una dantesca e insufrible escena,

de una ardiente pesadilla de flameante averno.

 

El engaño resonaba como mil  trompetas de culpabilidad,

deseando que el cielo no viera,

que el cielo negara  esta infamia.

 

Que su nombre...

calle abajo ruede en la oscuridad del engaño y la afrenta.

En su mente estallaban vividos,

los despreciables momentos con espantosa lucidez,

¿Como supo, como adivino?

que los encontraría allí.

 

Recordaba los más pequeños pormenores, 

ese germen de la duda que creció así  tan de pronto,

¿Certeza o casualidad?

Brillo la luna, e allí sus perfiles.

quebrando la redondez de la luna.

 

El ruido del viento y el agua

ahogaron el estallido de su furia vengadora,

su corazón se consumío 

en la hoguera de la vergüenza  y el dolor.

 

La lluvia le negó   a su boca el sabor de sus lágrimas 

tarde ya,

el sol... Nuevamente estaba en lo alto,

la luna, aun no había aparecido,

Solo se prometió a si mismo dos cosas....

 

No salir cuando llueve, 

y no abrir su ventana

en las noches de luna llena.

 

L.M 

 

He  vuelto 

Comentarios2

  • Dulce

    Lamentablemente la infidelidad causa culpa momentanea, donde solo Dios es testigo. Te quedó muy lindo el poema.Saludos

    • le mont blanc

      gracias Dulce

      Muy amable..es solo un poema...
      nada personal
      L.M

    • la cuerva

      Si...bien descrita la infamia....en muchos casos todos lo saben... Que cinismo,que crueldad.muy bueno

      • le mont blanc

        gracias :

        muy amable por tu comentario...
        L.M



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.