Lucy Quaglia

Una tarde descansando... Nostalgias.

Una tarde descansando

A la sombra de un ombú

Escuchaba una milonga

De alelíes y de amor,

Cuando vino una señora

Con la cola redondita,

Una canasta en la mano

Y una rosa en el ojal

Y cantándome al oído

Me contaba desventuras

De mañanas sin retorno

Con auroras del lugar.

Y la pampa se extendía

Desde el árbol que crecía

Y trotaba dulcemente

Hacia el río y el canal.

En lo alto el sol brillaba

Descansando al mediodía

Con calores imposibles

Que achicharraban la mente

Derritiendo la alegría

Y se hundían en la piel,

En los huesos, en la carne,

En la cara y en los ojos,

En la boca y la nariz.

A la sombra del sombrero,

Con sol suave en Canadá

Me agiganto en la nostalgia

De una pampa inmensa 

Y larga

Que se lleva con la brisa

Los recuerdos de mi infancia,

Cuando piedras eran piedras

Y el rocío era de agua,

Cuando el pasto era jugoso

Y el sol no me molestaba,

Cuando el viento se entibiaba

Acariciando mi cara

Y los rayos de la tarde

Se alargaban en poesías

De poetas sobrehumanos

Que aprendía de memoria

Y que entraban en la entraña

De mi espíritu inocente

Repitiéndolas sin pausa

Al pedir de la maestra

Con mediodías sin tregua

Después de mañanas largas.

Con viñedos de uva sana,

Con guindas y con cerezas,

Las almendras y avellanas,

Las granadas y naranjas,

Los duraznos y manzanas,

Los oleandros con flores

Rosas, blancas y amarillas

En la esquina de la quinta.

Una planta de laurel

Que hacia el cielo se agrandaba

Al lado de las hamacas.

La ligustrina crecía

Aunque yo podaba siempre

Con tijeras afiladas

Mientras avispas zumbaban

Con intenciones malsanas

Alrededor del terreno

Lleno de sombra de plantas.

Los pollitos, las gallinas,

Los gansos y los conejos

Tenían un gallinero

O también tenían jaulas,

Un gato gris y uno negro

Y el perro grande de caza

Completaban la familia

Que vivía en tanta casa.

Me acuerdo de los amigos

Con los que iba a la playa

A pescar con los gusanos

Para el anzuelo en la caña

Que había juntado antes

Con la zapa o con la pala.

 

 

Comentarios3

  • gaston campano

    Me pareció imposible ese descanso, ya que fuiste recorriendo la huerta la casa y el rio dando cuenta de maravillas que tu memoria guardaba, quedate tranquila en la esquina de la casona que si no descansas ahora
    dormiras fatigada.

    • Lucy Quaglia

      Creo que la nostalgia y la edad hace que una se recuerde de las cosas lindas y se olvide de las feas.

    • Lebusla

      Vaya! cuántas cosas y vivencias bonitas tienes para añorar.
      Un poema bien logrado, que me gusta mucho, encuentro cadencia y sutil rima. Versos octosílabos, unos pocos con el efecto de sinalefa y sinéresis, y uno suelto en cuanto a métrica.
      Confieso que me da una envidia sana, porque mi capacidad de concentración no me facilita elaborar escritos así de vastos.
      Lo guardo para releerlo.
      Mi saludo.
      Lebusla.

      • Lucy Quaglia

        Muchas gracias, quizas yo sea un poetisa a la antigua, pero no sabria hacerlo de otra manera.
        Eso que recuerdo con nostalgia era mi casa de chica, eramos pobres pero comiamos de la granga y las gallinas, etc. Todo cuidado por los abuelos con los que viviamos hasta que murieron en 1952.
        Todo se fue ahora, queda solo la casa, que tambien fue tirada abajo y re-hecha porque la humedad del lugar hace crecer plantas y mufa :)

      • ESCOLASTICA SALAZAR GOMEZ

        bello felicidades

        • Lucy Quaglia

          Muchas gracias, los tuyos son tambien muy lindos, felicitaciones mutuas.

          • ESCOLASTICA SALAZAR GOMEZ

            igual para ti



          Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.