xerezle95

Ardo

El fuego ya no me quema.

Me quema no oír el silencio,

me quema sonreír porque sí,

me quema no sentir alma a mi alrededor. 

Me quema no estar a tu lado.

Y ardo...

Ardo en los gritos, 

en las falsas risas, 

en las injusticias, 

en la indiferencia, 

en la distancia...

Ardo tanto que,

el fuego,

ya no puede quemarme

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.