carlos obeso

El Creador

Antes de que salga el sol

y comiencen a agostarse

los caminos embarrados 

de la periferia.

Antes de que caliente

las techumbres de uralita gastada

que cubren las chabolas

de mi vergüenza.

Antes de que ilumine

los callejones malolientes,

los patios interiores mugrientos

de los arrabales,

las cajas de cartón

reconvertidas en nichos

donde descansan su alma

seres invisibles.

Antes de que brillen

el filo de la navaja,

el vil metal que recubre

las balas,

los dientes de oro

del cacique que sonríe

tras el mordisco

de su látigo insaciable.

 

Antes de que salga el sol de nuevo

borraré de un zarpazo

esta miseria que crearon

mis temblorosas manos

Comentarios2

  • Lebusla

    La miseria, lamentablemente una ruin calamidad que azota y flagela a tantas personas, mientras se agranda más la brecha entre esta clase (si se le puede llamar, sino invisible) y las de arriba.

    Saludos amigo.

  • Amigo de la luna

    Bonito poema con un mensaje muy sentido de tu parte. Felicidades



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.