Santiago Miranda

Penas

 

(...)hay dentro de mí
y ya no se irán
porque a mi lado tú
no estás. (R. Sánchez)

¿Qué puedo hacer contra tí?
eres metafísica pura
dura. espera. eres
esa áspera hierba
del té que golpea
con ciempiés
de personalidad
la estructura

 

De curioso pasajero, entré en tus puertas
atractiva, en tu consuelo, me tomaste (cariño)
de rehén. ebrio, desdichado. sin cuidado
en la indestructible casa del otoño

 

Fuerza y voluntad tu alimento sagrado
ya no me levanto de la cómoda mortaja
solo recuerdos me has dado
un paraíso. olvidado. perdura en mí

 


No puedo romper tu concreto
con mi martillo, ni mi yuque
ni mis uñas

 

¡Muéstrate figura del demonio
sal de tu penumbra!
eres golpe sin motivos casi
sin causales. sin injustos
improperios
no tienes forma
eres solo viento

 

Esta lucha no es justa
pero sí
necesaria

 

¿Qué puedo hacer contra la advertencia
de los dioses?
se muy bien que llevo dentro
una mecha corta

 

Soy como la historia
incorregible
pululando la tragedia

 

Pena eres. divina
un sorbo de muerte profética
me arrumas en tu vientre
y ya no puedo beber de otras aguas
es mejor la pena que la nada*

 

------------

*Desde la filosofía Kierkegaardiana existencial, la nada como concepto vital es un discutible sinónimo de la simple y comúnmente conocida muerte.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.