Cely Merino

Envidia.

Estoy envidiando en este momento no estar con él,

envidiando al cielo que puede verlo todo el tiempo,

Envidiando al viento que lo acaricia en todo momento

Envidiando hasta al suelo que está abajo de él.

Solo en las noches no existe envidia

Hasta entonces solo existe mi piel y su piel.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.