facundo perkins

Patria del fuego

Patria donde el sol nunca dormita

Donde Hefesto hirió de muerte a Morfeo

Tozuda patria encuerada de quebrachos

donde la iguana es reina por las siestas

 

 

   Patria donde el fiero norte del Averno

Furioso ruge con sus lenguas de iracundo fuego

Cautiva lleva en sus fauces una lejana copla

Lamiendo el polvo de la desidia y del tedio

 

 

Viento hermano del chaqueño obrajero

El de mirada tosca y de   apático gesto

Recio expiras meciéndole en tu airado vuelo

Su roída alforja por donde escapan sus sueños.

 

En ocasiones dejas tu cólera y te haces niño

Remolineando, danzas , zigzagueas y juegas

arrastrando a tu paso por las siestas

bolsas , papeles y sueños .

 

 

Patria donde límpido cielo de la noche

Adorna mi humilde lar , con magnificencia

se aproxima tanto en místico descenso

que anoche creí hablar con una estrella

 

 

Nación lacónica imperada de silencio

Lenguaje sórdido de miradas sin respuestas

La soledad hirió de muerte a la palabra

Lenguaje lúgubre de una patria de fantasmas

 

 

Patria donde las miradas son infierno

Que desnudan , acorralan e interpelan

Arcanas culpas apuñalan nuestra memoria

 La culpa de horadar este virginal suelo

 

Patria donde las lluvias llegan tardías

¿Por qué no llegas ? distraída peregrina

Grita la tierra resquebrajada y confundida

Mientras dormida sueña su venida.

 

        Patria donde la dulce ambrosía de los  Elíseos                                                                                                   

En algarrobas y chañares se transmutan

Divino obsequio , de las lluvias que se alejan

Infantiles risas, devuelven al monte su alegría



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.