isaura urena

La Espera.

Quizá, no deja de ser,

puede que nunca sea, 

la espera se tornara rápida,

de corazón sin certeza,

no quiero despertar con salinas, saltando desde mis ventanas,

mas no quiero que la espera pase temprana.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.