carlos97

Inedito VI

flor era, en su aire juvenil
con su carácter de marfil,
en plena primavera
osaba febril lira.

diamante y perla al pecho,
rosa y jasmin, al cabello
brillaban bajo el techo
de infinito cielo bello.

de oro y rubí su corona
junto su porte de helena,
portaba siempre su testa.
voz;sonora, faz; esbelta.

siempre, bajo el árbol gris.
el viento y su pelo
¡pobre, triste flor de lis!
¡niña triste, el cielo...!

Comentarios1

  • Lebusla

    Bonito versar.
    Saludos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.