Diego Archundia

Mi constelacion

Amo al sol aunque él no entre en sospecha
lo amo inconsciente de sus tiempos
el, de poder verte me dio la dicha
de apreciar, el primer momento en el que vi tus ojos

 

Aclamado sol, has el apoyo de iluminarme a diario
no permitas que la oscuridad invada mis ojos 
en ti resplandece lo necesario
para poder verla, y causar en mi gesto repentinos sonrojos

 

En el día déjame verla en su magnificencia
tan calmada, como su belleza duradera 
si llega la noche, por consecuencia
de mi visibilidad sobre su cuerpo se encargara tu compañera

 

Venerable sol, te dedico los poemas a inspiración de ella 
amable calidad de fuego en su mirada ayuna
y la iluminación de mi vida cual centella
de inspiración cual metáfora a la luna

 

Puedo volar pues mi constelación es ella
los ojos son la ventana del alma
dentro de mi amada yace el universo, pues yo en ellos veo estrellas
y la vida dentro de sus ojos aun me llama

 

El universo es perfecto en toda ocasión
a grandes rasgos la alineación es sincrónica
pues universo, prevalece su ser, su definición
llámame loco, pero tengan la dicha de poder llamarle única.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.