José Roberto Vásquez

CARGADO DE TI

Ardiente llama de fogón alucinante,

Soberbia pintura de perfecta vista, cual maja ceñida en sus vestiduras, satisfecha de sus destrozos al paso lento y sonoro.

Glamorosa figura, silencio pasando sobre todo.

Aroma que ablanda, aturde y exige a implorar de rodillas.

Perlas preparadas y aros en tamaños perfectos,

Colgantes traviesos, colores brillantes, figuras insinuantes que prometen seducción imposible.

Rayadas telas, mezcla de hojas, puntos y corazones sangrientos.

Ser de instintos desquiciados, que se mueve cuando quiere, como bestia perfumada.

Ansias de no se que cosa, que hace sudar sin dejar rastro, atacando con ira y rabia, dejando tristeza final.

Suaves recuerdos de sedosas caricias y de hermosas bocanadas de aliento.

Magnéticas verdades o mentiras, que oscurecen la vista, calientan el cuerpo con abundante humedad, ofrecimiento perverso de consideración.

Perfecta disponibilidad a la ternura, sonrisa ágil, confusa y sorpresiva.

Incansable manjar de gula profunda e insoportable tentación.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.